2010-01-06

Un Anciano, un abrazo



La franquicia La Huerta del País despidió el año, como viene siendo habitual, con una de sus iniciativas sociales que más calado tiene entre la ciudadanía. El 31 de diciembre, cuando todos tenían las miras puestas ya en 2010, el equipo de Dionisio Horrillo, máximo responsable de La Huerta del País repartió varios regalos y, dada la fecha, una docena de uvas navideñas entre los mayores que se acercaron al Centro Ambrosia Olabide de Andoain el día 31 por la mañana.

La iniciativa, enmarcada en la campaña de Responsabilidad Social de la empresa Un anciano, un abrazo, se repite desde hace varios años con el fin de amenizar el fin de año a los más mayores.

En esta ocasión, decenas de jubilados se acercaron hasta el Centro, donde se les recibió con zumos de naranja recién exprimidos para demostrar los beneficios de esta fruta y los efectos saludables de la vitamina C a todas las edades.

Los trikitilaris fueron los encargados de poner el ritmo a la jornada, que también estuvo amenizada por Bharat Martín de La Escuela de la Risa Inteligente. Junto a él, las chicas voluntarias de Un Anciano, un abrazo, alegraron la jornada a los asistentes al acto y cuidaron de que todos los participantes se lo pasaran en grande.

Este evento nació hace varios años a iniciativa de Horrillo como homenaje y muestra de agradecimiento a los mayores por el cariño y la confianza depositada en La Huerta del País a lo largo de toda una vida. Finalizado el acto, se entregaron cestas de fruta con productos de la franquicia a la Residencia de Ancianos de Andoain.

En este sentido, La Huerta del País también organizó hace escasos días su tradicional Concurso de Elaboración de Cestas de Fruta, en el que trabajadores de la franquicia e invitados disfrutaron de una jornada en la sede de la empresa, en Aduna. Las cestas fueron donadas a diversos organismos sociales pertenecientes a las vecinas localidades de Andoain y Aduna, así como a la asociación Gautena.

Gaur bezalako egun batean.....